Estrés laboral: vuelta al trabajo presencial

La vuelta a las oficinas y los centros de trabajo está impactando en la salud mental de los trabajadores de forma desigual. Aproximadamente un 65% de los trabajadores sufre estrés laboral en este regreso.

Entre los motivos que producen el estrés laboral se encuentra la presión por mostrar productividad presencial ante el tiempo que el trabajador ha realizado su labor desde casa. Esta presión les lleva a creer que su puesto de trabajo peligra por no mostrarse especialmente productivos, provocando hiperactividad y canalizando erróneamente los esfuerzos.

El hecho de querer agradar al empleador en el contexto económico que viven muchas empresas por la crisis del coronavirus, les conduce a no priorizar correctamente en sus tareas y a cargarse excesivamente de trabajo. No delegar ciertas tareas es, junto a la hiperactividad laboral, una de las razones por las que se reduce notablemente la atención en el trabajo.

El estrés laboral no sólo proviene de las tareas que uno asume y que son más de las que les corresponde, o por un mal ambiente de trabajo. También la necesidad de demostrar y ese nivel de autoexigencia mal entendido puede hacer mella en el trabajador, causando el efecto contrario al que busca. La falta de atención y el descenso de productividad es real en estos casos.

El origen del estrés laboral

Y es que el origen del estrés laboral también se encuentra en factores derivados del entorno de trabajo como la acumulación de tareas, la premura para terminar dichas tareas en un corto espacio de tiempo, excesiva carga de responsabilidad y la tensa relación con nuestros compañeros y jefes, entre otros. Todos estos factores tienen una consecuencia inmediata en el trabajador que incide directamente en sus niveles de atención y motivación, desembocando en un incremento de errores a la hora de ejecutar las tareas.

Las personas que se tratan el estrés laboral lo que buscan primordialmente es poder mejorar su nivel de atención y de concentración que les permitan así mejorar su rendimiento y no cometer errores o terminar sus tareas con retraso.

Hay determinados colectivos más susceptibles a sufrir situaciones de estrés, como son los ejecutivos y mandos intermedios en quienes recae una buena parte de los casos aduciendo soportar elevados niveles de carga de trabajo en períodos muy cortos combinados con un alto nivel de exigencia. Los emprendedores, autónomos y empresarios se ven también afectados por este problema. Suponen el 70% de los casos que se tratan.

El teletrabajo ayuda a conciliar, pero también sirve para desarrollar un ritmo de trabajo diferente. Quizá por eso llama la atención el dato de este estudio que indica que el 72% de los trabajadores se estresa más en la oficina que trabajando desde casa. ¿Es el entorno de trabajo entonces el que provoca el estrés laboral? Para muchos, seguro que sí.

¿Quieres recibir información sobre nuestros tratamientos y cursos de formación? Cuéntanos en qué podemos ayudarte y estaremos encantados de ponernos en contacto contigo.

JUNTOS PARA LA MEJORA DE TU BIENESTAR

Muchas gracias por contactarnos. En breve nos pondremos en contacto contigo.
Parece que hubo un error al mandar el mensaje. Inténtalo de nuevo.