¿Por qué es bueno formar a mi empresa sobre estrés?

Las sociedades modernas, la empresa moderna, se enfrenta a un enemigo silencioso dentro de la organización: el estrés. La importancia de formar a mi empresa sobre el estrés es algo que va a hacer posible que avance, que tenga un recorrido productivo y que mejore los entornos de trabajo a nivel psicosocial pero también a nivel de resultados.

Es esencial conocer la situación actual frente al estrés, cómo afecta a la organización y cómo controlar el círculo vicioso que muchas veces produce en los trabajadores. Entran aquí en juego varios factores como son la gestión de las emociones y el liderazgo, lo que hace imprescindible un plan de acción para el estrés y aquí es donde formar a mi empresa sobre el estrés cobra mayor relevancia.

En estas formaciones es importante que sepamos identificar y manejar los síntomas fisiológicos reconocidos en el estrés y la ansiedad. Conocer las respuestas a estas variables fisiológicas, su interpretación y cómo controlarlas resulta esencial en este plan formativo.

Por supuesto la gestión del estrés en relación con la actividad diaria y conocer los riesgos hacia la salud y psicosociales es esencial para tener técnicas que nos permitan la optimización no sólo de la gestión del estrés sino de las personas y de la comunicación. Orientar y gestionar las emociones de manera correcta es esencial.

La base de estas formaciones parten de controlar el estado inicial en el que nos encontramos, ya que una diagnosis válida del estado de estrés instalado en la organización es fundamental para luego aplicar todas las medidas del plan de acción: diagnóstico, entrenamiento, evolución, medición de resultados y consecución de objetivos.

En las formaciones que se dan a las empresas tratamos de exponer la mejor forma de llevar a cabo un plan exhaustivo y preventivo del control de estrés, las hacemos conscientes de la necesidad que representa hoy en día tener un plan de acción y de entrenamiento para que los trabajadores no sólo ejerzan sus funciones de forma saludable sino para que la productividad no descienda.

Establecer un protocolo de entrenamiento y dar recursos a los trabajadores y mandos directivos de la empresa enriquece la lucha contra el estrés y les dota de seguridad. Evaluar los progresos dota al plan de acción de un control para establecer medidas correctivas y profundizar en el entrenamiento y, finalmente, la consecución de objetivos garantiza la salud como empresa y la imagen que percibe el trabajador de que se preocupa por él.

Formar a mi empresa sobre el estrés también servirá para que se conozca la importancia de ejercitar la respiración y de cómo el biofeedback es esencial en todo el proceso del plan. Es la herramienta que permite medir esas variables fisiológicas y entrenarlas. Explicar cómo se hace y de qué forma se hace sirve para que, de un modo u otro, la identificación con el proceso y la herramienta sea total.

¿Quieres recibir información sobre nuestros tratamientos y cursos de formación? Cuéntanos en qué podemos ayudarte y estaremos encantados de ponernos en contacto contigo.

JUNTOS PARA LA MEJORA DE TU BIENESTAR

Muchas gracias por contactarnos. En breve nos pondremos en contacto contigo.
Parece que hubo un error al mandar el mensaje. Inténtalo de nuevo.